fuente: Idealista.com

Así funcionan las bitcoins, el dinero electrónico que se consolida

Está en boca de todos. En solo cinco años una bitcoin ha pasado de no valer prácticamente nada a bordear los 10.000 euros y convertirse en un método de pago habitual en el ciberespacio. Pese a que el público general sigue al margen de este mercado de criptomonedas, su éxito y consolidación despierta más interés con la entrada de plataformas de intercambio, bancos y reguladores. Aquí te explicamos qué son y cómo funcionan.

Origen

La tecnología detrás de bitcoin nació de manera misteriosa en 2007 de la mano de Satoshi Nakamoto, un nombre que aún no está claro a quién esconde. La idea, plasmada en un ‘white paper’ era crear un sistema de intercambio de efectivo electrónico P2P (peer-to-peer), que no pasara por instituciones financieras tradicionales. Básicamente Nakamoto quería llevar la lógica detrás de servicios P2P como Napster o los Torrent a las transacciones financieras.

¿Qué es una bitcoin?

Una bitcoin no es más que una cadena de caracteres que está vinculada en un momento a una ‘wallet’ o cartera. Un usuario crea una ‘bitcoin wallet’, una dirección pública, pero anónima, en la que se almacenarán las criptomonedas, similar al funcionamiento de una dirección de correo electrónico. Esa dirección puede compartirse para recibir pagos. Este es un ejemplo: ‘3FkenCiXpSLqD8L79intRNXUgjRoH9sjXa’.

Toda transacción entre wallets queda registrada en el blockchain, la médula espinal de las criptomonedas. El blockchain registra todas las transacciones de esta moneda virtual que se han completado desde su nacimiento, de modo que el sistema sabe cuál es el balance de cada cartera. El mantenimiento de esta extensa base de datos distribuida y no centralizada necesita de un fuerte poder de computación.

Blockchain es un sistema de información distribuida que permite grabar y verificar la autenticidad de todas las transacciones y saldos de bitcoin. Cada transacción se propaga en toda la red de mineros para registrarse y posteriormente ser verificable. Ese minado permite confirmar que las transacciones criptográficas se han producido y que son únicas e inmutables a posteriori. El minado necesita un gran nivel de procesamiento, por lo que aquellos equipos que participan reciben un incentivo en forma de bitcoins por resolver los problemas lógicos que se le presentan.

Al ser un sistema distribuido, sin un nodo central, las transacciones no pueden ser alteradas o falsificadas, ya que otros usuarios de la red tienen registro de la transacción y pueden confirmar la autenticidad. La red tiene registro de todas las transacciones realizadas con bitcoin y de ese modo sabe el balance de cada cartera. Alguien que quisiera robar bitcoins debería falsificar toda la cadena de transacciones con bitcoin, una hercúlea tarea, casi imposible.

Al igual que las carteras, las transacciones en bitcoin son anónimas, ya que las identidades de los actores del intercambio están codificadas.

¿Para qué sirve?

Debido a su carácter anónimo, las bitcoins pueden ser utilizadas como efectivo en internet. En un principio se popularizaron en la llamada “Dark Web”, para realizar ventas de drogas, armas, datos robados y otros intercambios de material ilegal.No obstante, la mayor estabilidad del sistema, la entrada de nuevos actores y la mejora de los llamados “exchanges” ha permitido que la criptomoneda se haga más popular.

Bancos como Goldman Sachs o Citigroup han aceptado que en el futuro las criptomonedas serán un elemento importante del sector financiero, pese a que países como China han intentando contener las operaciones especulativas y de desvío de capitales a través de criptomonedas. La Unión Europea, por su parte, está tomando medidas para que las ‘wallet’ no sean anónimas y estén vinculadas a alguien.

¿Es segura?

La legitimidad de bitcoin ha llegado hasta tal punto que el grupo CME quiere crear futuros vinculados al valor de las criptomonedas y que comiencen cotizar al comienzo del año entrante. Los que consideran que el mundo está sobrereaccionando a la llegada de las bitcoins sostienen que en realidad el verdadero progreso ofrecido por bitcoins es el blockchain, una nueva gran base de datos replicable, incorruptible y verificable. Otras criptomonedas como Ethereum intentan ganar posicionamiento en ese terreno, como medio para convertirse en un gran computador universal, a la par que criptomoneda.

Además de servir para realizar cualquier tipo de compra online o como activo de inversión, las bitcoins están siendo cada vez más comúnmente usadas para la compraventa de vivienda y otras transacciones en la economía real. Previsiblemente, con la estabilización del valor de las bitcoin en el futuro, aquellos que comenzaron a acumular bitcoins durante los primeros años de vida de la criptomoneda invertirán sus ganancias en la economía real, entre ellos activos inmobiliarios.

Muchos hablan ya de una nueva hornada de billonarios ocultos: “los billonarios del bitcoin”. El activo que poseen aún no es tan líquido como una moneda tradicional, pero podría llegar a serlo. Unos promotores británicos han comenzado a levantar ya un edificio de apartamentos en Dubai que se puede solo comprar con bitcoins y en idealista ya comienzan a surgir viviendas que aceptan el pago parcial en bitcoins.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

Administraciones Corcho S.L. pone a su disposición sus servicios de administración, asesoramiento y gestión de todos los aspectos de la vida diaria de las comunidades de vecinos y la propiedad horizontal en Madrid y alrededores.

Profesionales colegiados y métodos de gestión certificados por AENOR para que la gestión de sus asuntos comunitarios e inmobiliarios no sean una inquietud para usted y su comunidad.

Además, a través de nuestro sitio web tendrá acceso durante las 24 horas del día a la documentación de su Comunidad de Propietarios, condiciones especiales con proveedores y una exclusiva oferta inmobiliaria.