Fuente: idealista.com

El decálogo para quien esté buscando comprar una vivienda nueva

A la hora de buscar una vivienda nueva nos pueden asaltar dudas sobre si lo estamos haciendo bien: ¿por dónde empiezo? ¿qué es importante? ¿qué impuestos se pagan? La promotora inmobiliaria Vía Célere ha preparado 10 consejos básicos a tener en cuenta antes de comprar una vivienda, como, por ejemplo, la ubicación, el precio o las calidades de la casa.

1. Ubicación

La ubicación es el factor más importante a la hora de comprar una vivienda. Las comunicaciones con las que cuenta la zona, tanto las vías de acceso directo al centro de la ciudad, como la red de transporte público (metro y autobús) son esenciales. Además, la cercanía a comercios y otro tipo de servicios como centros educativos y sanitarios, parques y centros de ocio, son aspectos a considerar.

2. Precio

El precio de la vivienda tiene que estar ajustado a mercado, teniendo en cuenta diferentes variables como la zona, las calidades y las prestaciones del residencial.

3. Calidades

El inmueble que se compra tiene que cumplir con una serie de estándares de calidad que, previamente, han de estar definidos en la memoria de calidades que entrega la promotora al cliente. Además, es interesante tener acceso tanto a las muestras de los materiales seleccionados como visitar un piso piloto cuando la obra lo permita. En el punto de venta también se puede disponer de una sección constructiva donde poder apreciar cómo es la fachada, la carpintería exterior, la ventana o la medianera entre viviendas para ayudar a tomar la decisión de compra.

En la actualidad, también es posible acceder a apps para móviles que permiten a los clientes visitar el edificio en 3D o tener una vista interior en 360º.

4. Personalización de la vivienda.

Es fundamental que se puedan tomar decisiones y colaborar con la empresa que promueve la vivienda para que el cliente sienta que la vivienda que está comprando es diferente al resto y que ha aportado su granito de arena. Poder personalizar la vivienda según las necesidades y los gustos del comprador es un valor diferencial.

Dependiendo de la promoción y del momento de ejecución de la obra, se podrán elegir entre diferentes opciones desde suelos, materiales, distribuciones o armarios hasta, por ejemplo, el color de la cocina o la iluminación de la vivienda.

Para poder hacer esta elección de acabados, es importante que la promotora ponga a disposición del cliente las herramientas necesarias, como por ejemplo una app donde el cliente puede acceder a las diferentes opciones de personalización y visualizar en tiempo real como quedan en la vivienda cada una de las propuestas que va seleccionando en la pantalla.

5. Solución energética global

Comprar vivienda en edificios que minimizan la demanda de energía, con instalaciones de producción más eficientes y que maximizan la utilización de energías gratuitas, garantiza al cliente un hogar muy confortable y un ahorro elevado en la factura energética, tanto en consumo como en mantenimiento.

Un edificio con Calificación Energética A supone una disminución de emisiones de CO2 y una reducción significativa de la demanda energética del edificio (calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria). Esta calificación se traduce en un ahorro energético estimado del 89% y, por consiguiente, en un ahorro económico de 800 euros anuales, tomando como referencia una vivienda con Calificación Energética F.

6. Promotora

Hay que comprar la vivienda a una compañía inmobiliaria con experiencia, transparente y solvente, que promueva vivienda libre.

7. Atención al Cliente 

La empresa promotora tiene que tener un Departamento de Atención al Cliente que se encargue de acompañar a los compradores desde el primer momento, yendo de la mano en todo el proceso de compra, durante y después de la entrega. Este departamento ofrecerá los siguientes servicios:

– Organización de la visita de cortesía previa a la escritura de la vivienda.

– Puesta en marcha de la Comunidad de Propietarios para que cuando llegue el cliente ya estén en funcionamiento todos los servicios comunitarios.

– Velar por la correcta resolución de las posibles incidencias que pueda detectar el cliente en su vivienda.

– Asesoramiento técnico en las diferentes instalaciones que dispone la vivienda.

8. Zonas Comunes

El sueño de cualquier cliente es que una promoción ofrezca ‘algo más’ que viviendas y dé la posibilidad a sus inquilinos de tener unas zonas comunes, con espacios diseñados para ganar en utilidad, elegancia, diseño y confort.

Se trata de tener espacios como una sala social-gourmet, donde se pueda disponer de una cocina con electrodomésticos, mesas y sillas, zona con sofás e incluso terraza para que los propietarios del residencial puedan reunirse para cenar, hablar, celebrar un cumpleaños, sin necesidad de hacerlo en casa.

Además, facilita la vida el que el proyecto esté equipado con diferentes instalaciones deportivas, pista de pádel, piscina de verano y de invierno, o un gimnasio para hacer deporte dentro de la misma urbanización.

También es importante que el residencial cuente con zonas para los más pequeños de la casa, desde un parque infantil, pasando por una sala de juegos, donde los niños puedan aprender y disfrutar jugando.

Y otras zonas comunes a tener en cuenta pueden ser un salón de belleza, una sala de estudio e incluso una sala de cine.

9. Forma de Pago y Financiación

La forma de pago a la hora de comprar una vivienda de obra nueva sobre plano facilita el acceso a la misma por la flexibilidad en los pagos. Por lo general, se suele firmar la reserva con 3.000 euros más IVA. Una vez que se tiene licencia de obras, se procede a firmar el contrato de compraventa entregando un 10% del precio de venta, y durante el tiempo que se ejecuta la obra, se entrega el otro 10% en recibos domiciliados. Este 20% que se entrega a la promotora tiene que estar avalado por una póliza de avales o por una póliza de afianzamiento. De esta forma, para el momento de la entrega queda por abonar el 80% restante, dando la posibilidad de financiar esta última cantidad.

Si la promotora ha constituido un préstamo promotor para la financiación de la construcción con alguna entidad financiera, el cliente tiene la posibilidad de poder subrogarse en el mismo en el momento de la escritura de compraventa. Esta subrogación tiene muchas ventajas frente a constituir una hipoteca porque el cliente ahorra la comisión de apertura, los gastos de estudio y formalización y suele ofrecer unas condiciones mejores que las del mercado.

Si no existe esta opción y se tiene que constituir una hipoteca nueva, el comprador tiene que comprobar que la entidad sea solvente y que le ofrece las mejores condiciones financieras de mercado.

10. Gastos e impuestos asociados a la compra de una vivienda

Conocer los tributos que gravan la compraventa de una vivienda en primera transmisión evitará muchas sorpresas de última hora:

– IVA: la primera transmisión de vivienda está sujeta al Impuesto sobre el Valor Añadido al tipo reducido (10%). El impuesto recae sobre la vivienda y sus anejos.

– AJD: además, en el momento del otorgamiento de la escritura, deberá satisfacer el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados

– I.T.P.A.J.D: en su modalidad de Actos Jurídicos Documentados (A.J.D). Este impuesto grava la escritura en la que se documente la transmisión de la vivienda por el importe de la compraventa.

– Plusvalía municipal: el pago del Impuesto Sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, comúnmente conocido también como Plusvalía Municipal. Efectivamente, se trata de un impuesto municipal y cada Ayuntamiento aplica sus tipos. Este impuesto tiene que ser satisfecho por el vendedor del inmueble.

Y por otro lado los tributos que gravan la titularidad de la vivienda:

-IBI: La propiedad de una vivienda devenga el pago anual del Impuesto Sobre Bienes Inmuebles. Se trata de un impuesto municipal que se devenga el 1 de enero de cada año y que se paga en diferentes fechas en función del municipio. Su importe dependerá de los valores catastrales asignados a la vivienda y que, para viviendas nuevas, serán calculados posteriormente por el catastro, por lo que es difícil conocer a priori un valor orientativo.

En Administraciones Corcho disponemos de un área específica de ventas y alquileres para ayudarle en sus gestiones y obtener las mejores condiciones para usted.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) y asesoría jurídica en especializada, ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.