Usted tiene alquilada una vivienda, y el dueño del piso inferior le reclama por un escape de agua procedente de su piso. En caso de tenerlo alquilado ¿Responde usted o su inquilino?

Un caso habitual. Si en un piso se produce un escape de agua, el vecino perjudicado (o su compañía de seguros) suele reclamar directamente contra el propietario, ya que es él quien consta como titular de la vivienda en el Registro de la Propiedad. No obstante:

  • En general, el responsable del escape es quien ocupa la vivienda arrendada,y no el propietario.  Por ejemplo, si el inquilino deja un grifo abierto o se le sale la lavadora  y ello provoca filtraciones a un vecino. Tampoco será responsable el propietario si, por ejemplo, unos okupas acceden al inmueble y el estado de abandono acaba causando daños a un vecino.
  • El propietario sólo es responsable si existe negligencia por su parte (como en el caso de que la causa de las filtraciones sea la deficiente conservación de las tuberías y no las repare a pesar de los avisos del inquilino).   Pero si no hay negligencia –ni del inquilino ni del propietario–, en general se considera que el responsable es el inquilino. Sería el caso, por ejemplo, de daños causados por la rotura de unas tuberías que estaban en buen estado.

¿Cómo actuar? Por tanto, ante una reclamación de este tipo no acepte su responsabilidad.   Compruebe la causa del siniestro, y si usted no es el responsable actúe de la siguiente forma:

  • Recopile los documentos que acrediten que, en la fecha del siniestro, el piso estaba alquilado u ocupado por otra persona (contrato de alquiler, copia de la denuncia presentada contra los ocupantes…).
  • Conteste a la reclamación exponiendo esta circunstancia y negando su responsabilidad (así el perjudicado podrá reclamar contra el responsable).  Si ya le hubiesen demandado, facilite esa documentación a su abogado, en Administraciones Corcho le podemos asesorar,  para que pueda oponerse a la demanda.

Consejo. Cuando alquile la vivienda, pacte con el inquilino que éste contratará un seguro del hogar que cubra este tipo de daños. O, en caso contrario, contrate usted un seguro que, al menos, le cubra el continente y los posibles daños causados a terceros.

La responsabilidad es del ocupante del inmueble, y no del propietario (excepto si la causa del siniestro ha sido una falta de mantenimiento imputable a éste).

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.