Viajar con perro. Todas las claves para hacer turismo por España con tu mascota

Puedes leerlo completo en: Blogbankia.com

Viajar es siempre una aventura. Si lo haces con tu mascota puede ser, además, un quebradero de cabeza. Qué tengo que llevar, dónde puedo entrar, cuáles son las normas en cada comunidad autónoma, en cada ciudad, habrá playas caninas…

Aqui tienes algunas claves para que viajar con tu mascota sea más fácil y para que puedas disfrutar de hacer turismo en compañía de tu perro sin que esto se convierta en un problema.

Aunque aún hay muchos impedimentos, cada vez más administraciones públicas y empresas privadas se están adaptando al turismo ‘dog friendly’ por el aumento de mascotas en los hogares y también el gasto que los españoles realizan para cuidar de ellas

Cada familia invierte al año más de mil euros en cuidar de su perro y el gasto medio por noche que asumen los viajeros con perro es de 72,6 euros, un 23% superior al gasto medio del viajero español.

Cómo viajar con tu mascota en distintos medios de transporte público:

Avión

Viajar con mascota en avión varía según la compañía que elijas. En términos generales, las de bajo coste no suelen admitirlas en la bodega, y algunas tampoco en cabina. En Iberia y Air Europa, por ejemplo, puedes viajar con tu perro en la cabina del avión si el animal pesa menos de 8 kilos (incluyendo el transportín) y alojarlo en la bodega si sobrepasa ese peso, así que asegúrate de este extremo antes de comprar los billetes.

Cada compañía establece un número máximo de mascotas por vuelo, por lo que la reserva de plaza hay que confirmarla por teléfono al comprar el billete. El importe que tienes que pagar por volar con tu perro  oscila entre los 25 y los 50 euros si la mascota viaja en cabina, y entre los 80 y los 120 si viaja en la bodega.

Tren

Los trenes de media y larga distancia admiten perros de hasta 10 kilos y deben viajar en un transportín provisto de un dispositivo para contener y retirar los residuos.

El coste de su transporte es del 25% del importe de tu billete, si viajas en clase turista, y gratuito si lo haces en preferente. Ojo, si quieres viajar con el transportín sobre un asiento entonces deberás pagar el billete completo.

Por su parte los trenes de Cercanías admiten todo tipo de perros con bozal y sin necesidad de llevarlos enjaulados, algo que facilita enormemente el desplazamiento dado que en muchas ciudades es el único transporte colectivo amigo de las mascotas.

Autobús

Aunque depende mucho de cada municipio, por lo general podemos decir que los autobuses  urbanos admiten el transporte de perros de hasta 10 kilos en su transportín o bolso, y también cogidos en brazos en ciertas ciudades, como ocurre en San Sebastián.

Existen ayuntamientos mucho más avanzados, como el de Palma, en cuyos autobuses se puede subir con el perro atado y con bozal, con independencia del tamaño. En la ciudad de Madrid la Empresa Municipal de Transportes ya ha aprobado la misma medida, aunque aún no se aplica.

Para viajar entre ciudades, la norma general es la admisión de perros y gatos de hasta 10 kilos de peso en transportín, pero viajan en bodega (algunas compañías también han habilitado en determinadas líneas un habitáculo con ventilación y climatización especial). El coste es, por lo general, de un 50% del precio de tu billete. Hay compañías que no aceptan animales, así que lo mejor es preguntar al planificar el viaje.

Metro

Los suburbanos de Madrid y Barcelona han sido pioneros en permitir viajar a las mascotas. Han de hacerlo en determinados vagones (suele ser el último) con bozal, correa y fuera de horas punta. En Bilbao los perros pueden viajar en transportín o en brazos y no en todas las líneas. No se suele pagar billetes por ellas. El caso opuesto es el de suburbanos como los de Sevilla, Valencia o Granada, que aún no han puesto en marcha ninguna medida de integración para viajar con mascotas.

Taxi

Dado que el taxi es un transporte privado, queda a elección del propietario admitir o no animales de compañía. Por ello te recomendamos que llames y pidas un vehículo para viajar junto a tu mascota, puesto que los hay en prácticamente todas las ciudades.

Además, en determinados destinos turísticos existe una modalidad específica para el transporte de mascotas, como Masco Taxi y Taxi Guau.

Alojamiento con perros

Además del transporte, otro aspecto fundamental en la planificación del viaje es el alojamiento. En España en torno a un 18-20% de los hoteles admiten mascota, muy por debajo de la media europea, que ronda el 50%.

Este porcentaje europeo ya ha sido alcanzado en algunas ciudades españolas, como Tarragona o Cáceres, pero está en las antípodas de lo que sucede en ciudades como Toledo donde apenas un par de hoteles permiten el alojamiento a turistas con perro.

Casi todos los establecimientos, cobran un suplemento por estancia, que suele oscilar entre los 5 y los 25 euros, un importe más que justificado por cuanto implica la limpieza de una habitación donde ha dormido un animal (no debe quedar rastro de epitelios, a los que algunas personas son alérgicas).

Es muy posible que el establecimiento te obligue a dejar una fianza por si se producen desperfectos inesperados, o firmar la aceptación de normas de uso para garantizar un comportamiento adecuado del perro, como prohibir que el animal suba a la cama, que no pueda estar en zonas comunes o que no se quede solo en la habitación. Infórmate siempre antes de reservar.

Al margen de los hoteles, hay apartamentos, pensiones, casas rurales, campings… que admiten perros.

Atracciones turísticas

Este es el gran escollo del turismo con perro en España. Todavía son muchas las atracciones turísticas que dicen no a la entrada de perros, si bien ya hay ejemplos de importantes monumentos que permiten el acceso y que nos hacen ser optimistas y ver que ya estamos en el momento de cambio hacia un turismo ‘dog friendly’ en España.

Esos lugares que se han convertido en la avanzadilla del turismo amigo de las mascotas son monumentos tan significativos como la Casa Batlló de Gaudí, en Barcelona, o las torres de la Catedral de Salamanca. Yacimientos arqueológicos como Ampurias, en la costa Brava y Segóbriga, en Cuenca; la Catedral del Románico de León (Museo de San Isidoro); parajes naturales con diversos atractivos ‘dog friendly’ como las Minas del Río Tinto, en Huelva. Transportes turísticos como el barco panorámico de la bahía de Santander; el tren turístico de Tarragona; el funicular centenario del Monte Igueldo de San Sebastián y hasta parques temáticos como Oasys Hollywood, en Almería.

Adapta las vacaciones

Recuerda que cuando planees irte de vacaciones con tu mascota debes adaptar tus planes a las necesidades de tu perro. Eso incluye que hagas paradas a menudo y disfrutes junto a él de naturaleza, parajes naturales y parques (no solo en zonas urbanas).

Sin embargo, prácticamente todas las comunidades autónomas con litoral (todas menos el País Vasco) poseen playas caninas en los meses estivales. Son unas 80 (el número varía cada año) y hay que decir que muchas están en zonas poco accesibles, llenas de piedras e incluso con aguas no aptas para el baño de personas. Pero también las hay buenas como la  Playa de la Rubina en Castelló d’Empúries (Girona) o la Playa de la Maza en San Vicente de la Barquera (Cantabria).

La maleta de tu perrete

Por último, hacemos un repaso de cosas que debes incluir en tu maleta para viajar con tu perro:

  • Una botella con una solución de agua y vinagre para los orines de tu perro. Algunas ciudades como Almería, Las Palmas o Tarragona obligan a llevarlo, pero sería recomendable que lo hicieras siempre. Y no dejes que haga pipí sobre edificios o mobiliario urbano. Busca siempre zonas ajardinadas, árboles…
  • Bolsa para recoger los excrementos. Lo ideal es que sean biodegradables (no de plástico). Las hay de muchas marcas. Recoge siempre sus cacas, también en la playa y en jardines.
  • Agua para el perro, porque hay ciudades donde apenas hay fuentes.
  • Toalla propia (no uses las de los hoteles, que son para humanos).
  • Empapadores para limpiar el pis en caso de que a tu perro se le escape accidentalmente en el interior de un edificio o de un medio de transporte… (aunque estén educados para no hacerlo, puede ocurrir, especialmente con los cachorros).
  • Bozal (tendrás que usarlo en determinados lugares, como medios de trasporte colectivos).
  • Cartilla de vacunación al día.

Puedes leer la noticia completa en Blogbankia.com

Sobre Administraciones Corcho:

Administraciones Corcho S.L. pone a su disposición sus servicios de administración, asesoramiento y gestión de todos los aspectos de la vida diaria de las comunidades de vecinos y la propiedad horizontal en Madrid y alrededores.

Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

Profesionales colegiados y métodos de gestión certificados por AENOR para que la gestión de sus asuntos comunitarios e inmobiliarios no sean una inquietud para usted y su comunidad.

Además, a través de nuestro sitio web tendrá acceso durante las 24 horas del día a la documentación de su Comunidad de Propietarios, condiciones especiales con proveedores y una exclusiva oferta inmobiliaria.