BOCM

BOLETÍN OFICIAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID

RESOLUCIÓN de la Dirección General de Industria, Energía y Minas, por laque se publican las instrucciones para la realización de inspecciones periódicas de las instalaciones comunes en edificios de viviendas.

El Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión vigente (REBT), aprobado medianteReal Decreto 842/2002, de 2 de agosto, y publicado en el “Boletín Oficial del Estado” de 18 de septiembre de 2002, determina que el régimen de inspecciones que en él se establece resultade aplicación, entre otras, a cheap jerseys las instalaciones existentes antes de su entrada en vigor,si bien los criterios técnicos aplicables en dichas inspecciones serán los correspondientes a la reglamentación con la que se aprobaron las mencionadas instalaciones. El régimen de inspecciones se regula en la ITC-BT-05 del citado REBT, en la cual seestablece, entre otras obligaciones, la de realizar una inspección periódica cada diez años a las instalaciones eléctricas comunes de edificios de viviendas de potencia total instalada superiora 100 kW. Dado que el REBT entró en vigor al año de su publicación en el “BoletínOficial del Estado”, es decir, el 18 de septiembre de 2003, todos los edificios de viviendas de potencia total instalada superior a 100 kW deben ser objeto de una inspección de sus instalaciones eléctricas comunes antes del 18 de septiembre de 2013.

Por otro lado, la reglamentación técnica de seguridad aplicable a las instalaciones eléctricas comunes en edificios de viviendas que sean objeto de inspección no es homogénea, dependiendo del año de puesta en servicio de dichas instalaciones. La evolución tanto de la tecnología como de las exigencias de seguridad en materia de instalaciones eléctricas en las últimas décadas supuso la aprobación del vigente REBT, aplicable tanto a las nuevas instalaciones como a las existentes que sean objeto de modificaciones o reparaciones de importancia,o a sus ampliaciones. No obstante, también es aplicable, de acuerdo con el artículo2.3, a las instalaciones existentes cuando, a juicio del órgano competente, su estado, situación o características impliquen un riesgo grave para las personas o los de bienes, o se
produzcan perturbaciones importantes en el normal funcionamiento de otras cheap mlb jerseys instalaciones.

Por ello, se hace imprescindible establecer:

— Por una parte, criterios técnicos homogéneos que, a juicio de esta Dirección General,clarifiquen el alcance para la aplicación de la citada instrucción técnica en losedificios de viviendas de la Comunidad de Madrid, teniendo en cuenta la dificultadinherente a la identificación de edificios de viviendas de potencia total instaladasuperior a 100 kW.

— Y por otra parte, establecer las condiciones mínimas de seguridad que deben tenerse en cuenta en las inspecciones periódicas de aquellas instalaciones comunes de edificios de viviendas cuya reglamentación de seguridad ya ha sido derogada, teniendo en cuenta los defectos que, a juicio de esta Dirección General, implicanun riesgo grave para las personas o los bienes, o pueden producir perturbacionesimportantes en el normal funcionamiento de otras instalaciones.

La competencia de esta Dirección General de Industria, Energía yMinas para resolver sobre la cuestión planteada viene determinada por el Real Decreto 1860/1984, de 18 de julio, y el Decreto 25/2009, de 18 de marzo, por el que se establece la estructura orgánica dela Consejería de Economía y Hacienda; la Ley 21/1992, de 16 de julio, de Industria; laLey 54/1997, de 27 de noviembre, del Sector Eléctrico, y el Real Decreto 842/2002, de 2de agosto, por el que se aprueba el Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión y sus Instrucciones

ANEXO I

INSTRUCCIONES PARA LA CLARIFICACIÓN DEL ALCANCE DE LOS EDIFICIOS DE VIVIENDAS QUE DEBEN ESTAR SUJETOS A INSPECCIÓN PERIÓDICA CADA DIEZ AÑOS

De acuerdo con la ITC-BT-05 del REBT, son objeto de inspección periódica cada diez años las instalaciones eléctricas comunes de edificios de viviendas de potencia total instaladasuperior a inaugura 100 kW. En este sentido, hay que tener en cuenta que en la Comunidad deMadrid existe un parque de edificios cuyas instalaciones eléctricas en más de un 70 por 100 fueron ejecutadas con el Reglamento del año 1973 (Decreto 2413/1973) o con reglamentos anteriores. Ello supone que en muchas ocasiones la comunidad de propietarios titular del edificio no dispone de la documentación acreditativa de las características técnicas de la instalación eléctrica que le permita conocer su potencia y saber si está obligado o no a realizarla inspección periódica.

Por otra parte, el nuevo REBT, debido a la mayor funcionalidad y nivel prestacional con que se ha querido dotar a la instalación eléctrica de las viviendas, considera una previsión de carga por vivienda más elevada que la anterior normativa. No obstante, esta circunstanciano supone un aumento del riesgo eléctrico de las instalaciones comunes, máxime cuando precisamente las instalaciones ejecutadas con el actual REBT han incorporado mejorasen materia de seguridad muy importantes.

Es por ello que no se considera justificado que una misma tipología de edificio sea objeto de inspección o no en función del reglamento con el que se autorizó, debiendo establecerse un criterio vinculado al nivel de seguridad Günde que debe mantenerse en las instalaciones record! y que sea además wholesale nfl jerseys fácil de дентальной aplicar por los cheap jerseys from China titulares de los edificios obligados, así como porlos Organismos de Control Autorizados que tienen que realizar dichas inspecciones.

Debe señalarse, además, que son muchos los edificios que aunque estén dedicadosprincipalmente a viviendas, disponen de locales destinados a diversas actividades económicas, fundamentalmente comerciales y de oficinas, circunstancia que debe ser también considerada. Por ello, para la realización de las inspecciones periódicas se tendrán en cuenta los siguientes aspectos:

— Se considera que deberán realizar la inspección periódica de las instalaciones eléctricascomunes cada diez años los edificios destinados a viviendas que dispongande 25 o más suministros para viviendas (se excluyen los suministros para otros servicios generales o resto de servicios comunes).

— En el caso de edificios destinados. principalmente a viviendas y que dispongan de locales se aplicará el mismo criterio, computándose también los suministros para los locales existentes.