El pasado 28 de junio entró en vigor la Ley 8/2013 de Rehabilitación, Regeneración y Renovación Urbanas que modifica, entre otras leyes, la Ley de Propiedad Horizontal a través de su disposición final. La Ley 8/2013 fue publicada en el BOE el 26 de junio de 2013. Como les habíamos comentado en un post anterior, esta Ley regula aquellos aspectos concernientes a la rehabilitación de un edificio, tomando en cuenta desde la regeneración de tejidos urbanos ya existentes hasta la reurbanización de zonas más amplias dentro de las ciudades.

Hemos elaborado una lista de los cambios más relevantes que introduce esta Ley con respecto a la LPH. Para cualquier duda, puede ponerse en contacto con Administraciones Corcho, su Administrador de Fincas en Madrid:

1.- Se aumenta el límite de la afección real hasta tres años en comparación con el anterior de sólo un año.

2.- Modificación del ámbito de aplicación de la Ley para incluir a las subcomunidades, entendidas como aquellas que se forman de mutuo acuerdo entre propietarios para uso y disfrute exclusivos de elementos comunes.

3.- Se definen algunas obras como de necesario cumplimiento para la comunidad que no requerirán acuerdo de propietarios para su ejecución.

4.- Mejoran las condiciones para suprimir las barreras arquitectónicas.

5.- Quedan modificados algunos requisitos de quórum como por ejemplo para la instalación del ascensor que ya no necesitará de las tres quintas partes para su aprobación y bastará con la mayoría para acometer la obra. Por el contrario, las mejoras sí requerirán de las tres quintas partes.

Éstas son algunas de las reformas que trae consigo la Ley 8/2013. El texto completo de la Ley puede encontrarse en la siguiendo el enlace a la web oficial del BOE.