En la Ley 14/2013 de Apoyo a los Emprendedores y su Internacionalización, publicada en el BOE el 28 de septiembre de 2013 (Sec I. Pág 78787 a 78882), se han introducido un número diverso de medidas fiscales y laborales que tendrán un impacto directo en el día a día de las empresas, sobre todo las pymes. No dude en contactar con Administraciones Corcho si desea conocer más información al respecto de estos cambios.

Se crea la figura del emprendedor de Responsabilidad Limitada, que podrá desarrollarse en cualquier actividad cumpliendo con todos los requisitos exigidos, como por ejemplo publicidad y en materia de cuentas anuales. Su principal beneficio es la limitación de la responsabilidad (artículos 7 a 11).

Asimismo, se modifica el actual texto que ya aparecía en la Ley de Sociedades de Capital donde se introduce la figura de la Sociedad Limitada de Formación Sucesiva. La nueva modalidad de sociedad se diferencia de otras por carecer de un capital mínimo y por no tener que acreditar las aportaciones monetarias por parte de los socios.

Especial atención merecen las novedades fiscales, pues se introduce el criterio de caja en el IVA, lo que se traduce en que ya no será necesario hacer el ingreso del importe que corresponda al sujeto pasivo hasta el momento efectivo del cobro del precio. El mismo criterio se aplicará para las deducciones.

Esta ley también hace algunas modificaciones a aspectos del IRPF y del Impuesto de Sociedades, al introducir deducciones y otros incentivos fiscales.