Sustitución o supresión de la portería

En su comunidad, unos vecinos quieren despedir al portero y sustituirlo por otro, alegando que no cumple correctamente con su trabajo. Pero otros propietarios no están conformes.

¿Qué mayoría necesitarán para tomar este acuerdo?

Pues bien, para determinar qué mayoría se necesita para adoptar este acuerdo hay que distinguir entre dos situaciones:

Supresión

Sí la comunidad quiere suprimir el servicio de portería (por ejemplo, para reducir costes) y para ello despide al portero, este acuerdo debe adoptarse por mayoría de 3/5 partes de propietarios que representen a su vez 3/5 partes de cuotas.

Sustitución

Pero dado que en este caso se trata solo de despedir a quien ejerce esa función y contratar a un nuevo trabajador para que la desempeñe (sin suprimir el servicio), el acuerdo puede ser adoptado por mayoría de propietarios que a su vez representen mayoría de cuotas de participación (mayoría simple de asistentes y cuotas en segunda convocatoria).

Por tanto, si adoptan el acuerdo respetando los requisitos legales (la Junta se convoca y se celebra correctamente y el acuerdo se toma con la mayoría indicada), éste será válido y vinculará a todos los propietarios.

Y si el portero impugna su despido y los Tribunales laborales obligan a la comunidad a pagarle una indemnización:

  • En ese caso, todos los propietarios (incluidos los disidentes) deberán contribuir a dicho gasto conforme a su cuota de participación.
  •  Aunque la ley exonera de pago a los disidentes cuando la comunidad aprueba nuevos servicios, instalaciones o mejoras no requeridos para la adecuada conservación de la finca, en este caso no se está ante ninguno de estos supuestos.

Sí la Junta acuerda el despido y algún propietario lo impugna, lo más probable es que dicha impugnación sea desestimada:

  • En estos casos, los Tribunales consideran que no se trata de un acuerdo contrario a los estatutos o a la ley (aunque al final el Juez laboral declare que el despido era improcedente).
  • Y si el despido está justificado por el incumplimiento por parte del portero de sus obligaciones, tampoco lo consideran abusivo ni perjudicial para la comunidad.

Apunte:

La razón es que los posibles perjuicios que comporte el despido para la comunidad (los gastos del pleito, la eventual indemnización que haya que pagar…)están justificados porque con el despido se intentan solucionar otros problemas, como el mal servicio que presta el portero, la pérdida de confianza de la mayoría de los propietarios, etc.

El acuerdo de despedir al portero y sustituirlo por otro trabajador puede adoptarse por mayoría simple.
Solo se requiere mayoría reforzada de 3/5 partes de propietarios y cuotas si, además del despido, se suprime el servicio de portería.

Sobre Administraciones Corcho:

Administraciones Corcho S.L. pone a su disposición sus servicios de administración, asesoramiento y gestión de todos los aspectos de la vida diaria de las comunidades de vecinos y la propiedad horizontal en Madrid y alrededores.

Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

Profesionales colegiados y métodos de gestión certificados por AENOR para que la gestión de sus asuntos comunitarios e inmobiliarios no sean una inquietud para usted y su comunidad.

Además, a través de nuestro sitio web tendrá acceso durante las 24 horas del día a la documentación de su Comunidad de Propietarios, condiciones especiales con proveedores y una exclusiva oferta inmobiliaria.