Su comunidad de propietarios está cerca de una zona en la que cada año el Ayuntamiento organiza un festival de música con motivo de las fiestas locales… ¿Se puede hacer algo para evitar las molestias que provocan estos actos?

Demasiados ruidos. Se trata de una zona donde cada año el Ayuntamiento organiza un festival de música en los meses de verano.  Y aunque es una zona tranquila, los fines de semana en los que se celebran estos festivales las molestias por ruido son considerables: afluencia de público, pruebas de sonido, montajes y desmontajes, música alta durante la noche…

¿Puede hacer algo la comunidad?

Límites de ruido

La mayoría de ayuntamientos disponen de una normativa que limita los niveles de ruido autorizados. ¡Atención! Así, si alguien supera esos límites, los perjudicados pueden presentar una denuncia en el Ayuntamiento para que éste tome las medidas correspondientes (exigiendo que se corrija la situación o incluso ordenando el cese de la actividad).

Esa normativa se aplica a las actividades que se ejercen de forma continuada (discotecas, bares musicales, etc.). ¡Atención! Pero respecto a festivales, fiestas o macroconciertos que se celebran sólo en unas fechas determinadas del año, muchos ayuntamientos son más flexibles:

  • Consideran que son actos esporádicos, por lo que no les son exigibles los mismos requisitos que a las actividades continuadas.
  • Por eso mismo, se les autoriza de forma más permisiva, sin asegurarse de que se van a respetar los límites de ruido permitidos.

¿Qué dicen los tribunales?

No son esporádicos. Pues bien, varios tribunales han considerado que si se trata festivales, conciertos o eventos que se celebran regularmente cada año (en las mismas fechas, ubicación, etc.), no pueden considerarse actos esporádicos. A dichos actos también se les debe exigir medidas que eviten las molestias por ruidos, dentro de los límites que fije la normativa (limitaciones horarias, decibelios máximos, etc.).

  • Asimismo, el Ayuntamiento debe controlar después el cumplimiento de dichas medidas y sancionar su incumplimiento.

¿Cómo actuar?

Instancia. Por tanto, en su caso actúen de la siguiente forma:

  • Presenten una instancia en su ayuntamiento (mejor si lo hacen todos los vecinos de la zona) solicitando que se exija a los organizadores del festival cumplir con los límites de ruido, así como controlar la afluencia de personas y mantener el orden público durante el festival.
  • Soliciten también que, durante el festival, el Ayuntamiento compruebe que no se están superando los límites fijados (con mediciones acústicas, por ejemplo) y que, en caso contrario, sancione su incumplimiento.

Recurso. Si el Ayuntamiento no contesta su instancia (o autoriza el festival sin exigirle el cumplimiento de esos requisitos), no tendrán más remedio que acudir a los tribunales. En este sentido, sepa que en algunos casos, además de obligar al Ayuntamiento a tomar las medidas solicitadas, se ha concedido una indemnización (por ejemplo, de 3.000 euros) por los perjuicios sufridos por los vecinos.

Soliciten al Ayuntamiento que exija que el festival cumpla los límites de ruido que fija la normativa. Algunos tribunales consideran que estos actos no son esporádicos (pues se celebran cada año), por lo que también deben cumplir con los límites de ruido.