(A través de J.O.M. CERRAJEROS)

La técnica de robo que en los últimos meses más están utilizando un gran número de ladrones en domicilios particulares y empresas se denomina bumping, y consigue el acceso a más del 85% de los cilindros mecánicos existentes sin forzar los mismos, sin ocasionar ruido y en breves segundos.

Ustedes dirán ¿Es esto posible?. Lamentablemente así es; La técnica consiste en insertar una llave realizada en cualquier máquina de copiado con la posición más baja a la que llegan los bulones internos del bombillo, y golpearla con un objeto. Tan simple cómo eso. Este proceso hace que los bulones vibren y se separen de los contrapistones (ver gráfico), liberando así el giro de la llave y desbloqueando el bombillo, con lo cual la puerta queda abierta.

bumping

¿Sucede esto en realidad? ¿Se producen robos mediante esta técnica? La respuesta es SÍ. En los últimos meses nosotros hemos asistido a infinidad de robos similares, que además posteriormente suponen un problema con los seguros del hogar, puesto que las cerraduras no están forzadas y hay que conseguir demostrar que se trata de un acceso ilegal.

¿Existe una manera de evitarlo?. Hasta hace poco tiempo, en el mercado no había prácticamente ningún bombillo de perfil europeo que no pudiera ser abierto mediante bumping. Sin embargo, y ante la amenaza detectada los fabricantes de gama alta han comenzado a comercializar nuevos modelos con sistemas anti-bumping de los que nosotros ya disponemos.

Son sistemas de bombillos con protección antibumping avanzado, con llaves incopiables con sensores de seguridad, con control de copia electrónica y protección contra el ganzuado. Además estos modelos van provistos de doble embrague antipánico (que permite abrir aunque nos dejemos la llave puesta en el interior) y están certificadas de calidad según la norma UNE-EN 1303.

Algunos de estos modelos disponen además de otras ventajas como la incorporación de una “lenteja” de acero en su parte delantera, lo que elimina la posibilidad de taladro del rotor, o la utilización de un refuerzo de acero en toda la parte inferior y central que evita que el bombillo pueda ser partido. Incorporan también de serie un sistema de antiextracción del rotor.

Estos modelos aumentan de manera muy significativa la seguridad en puertas blindadas y acorazadas, y aunque hay modelos de elevadas características, no significa que siempre deban de montarse estos. Lógicamente, el precio de los modelos también difiere y es importante saber en qué casos se debe instalar cada uno.

Cómo siempre, les recomendamos que consulten a un profesional de confianza que les ofrezca un presupuesto previo y les recomiende la mejor opción. Desde J.O.M. maestros cerrajeros podemos asistirles personalmente, siempre pueden consultarnos a través de nuestro mail (info@jomcerrajeros.com) o  en nuestro teléfono de contacto (91 895 01 21 y urgencias 629 54 33 80). Estaremos encantados de atenderles con descuentos especiales para clientes de administraciones Corcho.