Fuente: Idealista.com. Hoja de Router. Fotografía: MIT University

Estas paredes con sensores te espían en tu propia casa (pero es por tu bien).

Imagina que desde el momento en que entraras por la puerta, tu hogar detectase sigilosamente no solo dónde te encuentras, sino que además calculara con asombrosa precisión la velocidad exacta a la que caminas e incluso supiera qué estás haciendo a partir de esos datos. Aunque probablemente te disguste pensar que tu casa podría vigilar cada uno de tus movimientos, lo cierto es que, dentro de unos años, podría asegurarse de que te encuentras bien gracias a ello.

Al menos eso es lo que pretenden investigadores del prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés) que han presentado recientemente WiGaitun dispositivo del tamaño de un pequeño cuadro que podemos colgar en la pared para que vele por nuestra salud con sus sensores.

¿Cuidará nuestra casa de nosotros?

Más allá de encender la luz cuando entras, permitirte controlar la calefacción desde el trabajo gracias a tu móvil u ordenar a la cafetera hacer su trabajo con un tuit, las casas inteligentes también podrían analizar la velocidad a la que caminas para cuidar de ti.

La presión sanguínea, la respiración, la temperatura corporal o el pulso proporcionan información sobre nuestro estado de salud, e incluso el ritmo al que te desplazas puede reflejar ciertos problemas. Hace unos años, un estudio publicado en la revista médica Jama  afirmaba que la velocidad de la marcha estaba asociada con la supervivencia de las personas mayores, por lo que podía servir como un indicador médico.

“Muchas hospitalizaciones evitables están relacionadas con problemas como caídas, insuficiencia cardiaca congestiva o enfermedad pulmonar obstructiva crónica, que han demostrado estar relacionadas con la velocidad de la marcha”, ha explicado Dina Katabi, investigadora del Laboratorio de Inteligencia Artificial e Informática del MIT que ha desarrollado WiGait.

Por eso, Katabi, junto a un grupo de científicos, decidió adaptar el proyecto que habían desarrollado anteriormente, WiTrack. Esta tecnología transmite señales de radio -utiliza una antena para transmitirlas y tres para recibirlas- y analiza las ondas reflejadas por el cuerpo humano para detectar nuestra localización y nuestros movimientos incluso a través de las paredes.

Ahora, los algoritmos de ‘machine learning’ (aprendizaje automático, un área de la inteligencia artificial) de WiGait analizan la rapidez con la que caminamos y sacan conclusiones de ello. Así, el dispositivo podría distinguir si los cambios de velocidad cuando andamos se deben a algún problema de salud o si la causa es otra (por ejemplo, si nos detenemos más porque estamos limpiando o cepillándonos los dientes).

Más preciso que los ‘wearables’

WiGait puede colocarse en cualquier pared y emite unas señales de aproximadamente una centésima parte de la cantidad de radiación de un ‘smartphone’. Gracias a sus sensores, el sistema es capaz de determinar el ritmo al que nos movemos con una precisión de entre el 85 y el 99 %. Una eficacia que permitiría a los investigadores entender mejor enfermedades como el párkinson, caracterizado por una reducción de la distancia entre pasos.

Al monitorizar todo lo que sucede en la casa las 24 horas del día, podría ayudar, además, a predecir el deterioro cognitivo y motor e incluso a prevenir ciertas enfermedades cardiacas o pulmonares. Los investigadores esperan probarlo con personas que sufren párkinson, alzhéimer o esclerosis múltiple para que los médicos puedan estudiar la progresión de la enfermedad y ajustar la medicación.

Sin ir más lejos, una de los primeros ensayos que los científicos han realizado en una casa privada mostraba los beneficios de WiGait: detectaba a un inquilino levantado por la noche caminando hacia delante y hacia atrás. Finalmente, se diagnosticó que sufría ansiedad.

Es más, el sistema podría llegar en un futuro a llamar a una ambulancia si determina que la persona está en el suelo o servir para otros usos más cotidianos, como reproducir un tipo de música si, por ejemplo, cree que estamos trabajando. Otra aplicación posible, aunque más controvertida, sería vigilar el cumplimiento de las penas de arresto domiciliario. 

Pese a que tener un dispositivo en la pared que nos monitoriza puede parecer inquietante, lo cierto es que es mucho más preciso y cómodo que ‘wearables’ como el Fitbit, que estima la velocidad a la que avanzamos basándose únicamente en el conteo de pasos y que además hay que llevar encima.

También es más respetuoso con la privacidad que las cámaras, ya que no registra las imágenes, sino que “ve a una persona como una mancha moviéndose en el espacio”, según ha señalado Chen-Yu Hsu, uno de los creadores de WiGait. De hecho, las primeras pruebas realizadas en hogares han demostrado que los inquilinos se sentían cómodos con el sensor y el transmisor de radio y no temían por su seguridad.

Aunque por el momento WiGait solo funciona en un espacio similar a una habitación, está diseñado para trabajar colaborativamente con otros dispositivos para monitorizar toda una casa. Ahora bien, los investigadores del MIT no han especificado la fecha en la que saldrá al mercado.

Sus próximos pasos serán trabajar con el Boston University College of Health and Rehabilitation para mejorar el sistema y asegurarse de que mide con precisión los patrones que siguen las personas al caminar e incluso fundar una startup’ para vender su tecnología. Así que, dentro de un tiempo, tu casa inteligente podría vigilarte con el fin de comprobar que te encuentras bien. Ahora bien, no dejará de ser inquietante que las paredes sepan dónde estamos y lo que estamos haciendo en todo momento.

Sobre Administraciones Corcho:
Administraciones Corcho lleva más de 30 años trabajando como Administradores de fincas en Madrid (Carabanchel, Centro, Arganzuela, Usera, Latina , Villaverde…) ofreciendo unos precios competitivos y un servicio eficaz y profesional. Solicite presupuesto sin compromiso aquí.

Administraciones Corcho S.L. pone a su disposición sus servicios de administración, asesoramiento y gestión de todos los aspectos de la vida diaria de las comunidades de vecinos y la propiedad horizontal en Madrid y alrededores.

Profesionales colegiados y métodos de gestión certificados por AENOR para que la gestión de sus asuntos comunitarios e inmobiliarios no sean una inquietud para usted y su comunidad.

Además, a través de nuestro sitio web tendrá acceso durante las 24 horas del día a la documentación de su Comunidad de Propietarios, condiciones especiales con proveedores y una exclusiva oferta inmobiliaria.